SUR
Vázquez califica de «asalto a las arcas» la reclamación del dinero sin un fraccionamiento de la devolución

El Gobierno andaluz lleva una semana lamentándose del modo en el que el Ministerio de Hacienda reclama la devolución de 265 millones de euros de la liquidación del dinero a cuenta entregado para el ejercicio de 2013. La Junta pide un plan fraccionado de la devolución de diez a veinte años, pero nadie del Gobierno de Rajoy le responde. El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, elevó ayer el tono y calificó de «asalto a las carcas de la Junta» la exigencia de la devolución. También advirtió de que La Junta «hará valer todos los instrumentos a su alcance» para evitarlo. El PSOE, por boca de Mario Jiménez, ha amenazado incluso con acudir a los tribunales.

El Gobierno de Susana Díaz muestra su desacuerdo por doble motivo. Primero porque considera que el Ministerio de Hacienda no ha justificado por qué al hacer las cuentas a Andalucía le salió a devolver 400 millones de euros hace un año, con el cálculo provisional, y ahora le sale 265 millones de euros. El hecho de que al resto de comunidades recibirán dinero en lugar de devolver, causa mayor extrañeza.«Estamos en total desacuerdo con esta decisión arbitraria, discrecional, que no ha sido explicada», dijo Vázquez. Acusó al ministro Cristóbal Montoro de una «política errática y oscurantista».

En segundo lugar, la Junta de Andalucía acusa a Rajoy de no cumplir con el compromiso adquirido con Susana Díaz el pasado diciembre para fraccionar la devolución. Vázquez recordó que Rajoy se comprometió a buscar «fórmulas alternativas». Hizo valer el que Andalucía cumpla con el objetivo del déficit y tenga una deuda por debajo de la media para exigir un mejor trato de Madrid. El portavoz, sin embargo, esquivó dar una respuesta cuando se le preguntó qué ajustes hará el Gobierno andaluz para poder devolver la cantidad adeudada si Montoro no cede a la moratoria.

SUR