Lidia Velasco
EXPANSIÓN
La producción superará el millón de toneladas, un 53% más que el año anterior. El valor podría superar los 3.000 millones de euros

El aceite de oliva encontrará en esta campaña recién iniciada la virtud artistotélica, es decir, la que se alcanza con le punto medio. U es que, con una producción similar al promedio de los últimos cinco años -periodo en el que ha habido una cosecha excelente y dos muy malas-, podría llegar a ser la mejor de la década. Según los datos del primer aforo elaborado por la Junta, se alcanzarán los 1,03 millones de toneladas, un 53% más respecto a la anterior.

La clave, según confirman empresarios del sector, está en la buena coyuntura, que invita a una estabilidad en los precios. «La volatibilidad es el principal enemigo, tanto de los productores como de los envasadores», señalan.

La explicación se halla en que la recolección ha empezado con poco stock -180.871 toneladas, la cifra más baja desde 2005-, y el existente está en manos de los envasadores, que compraron más aceite ante el temor de que siguieran subiendo los precios. de esta cantidad sólo 46.749 toneladas se encuentran en almazaras andaluzas, precisaron ayer desde la Consejería de Agricultura.

Esto, es un año con una producción media -por debajo del millón y medio de toneladas en España- implica cierta tensión de mercado e incide en que la cotización se mantenga moderada, entre 2,8 y 3,2 euros el kilogramo.

Así, de confirmarse esta tendencia y salvo catástrofe climatológica, se podrían superar los 3.000 millones de euros teniendo en cuenta un coste medio de tres euros. En la anterior campaña 2014/2015, sucedió totalmente lo contrario: una cosecha muy baja y unos picos de precios altos. De hecho, el valor máximo medio mensual del virgen extra en los últimos siete años se registró en agosto pasado, con 4,20 euros el kilogramo, como consecuencia de la disminución de la producción y de la caída de las existencias. En septiembre, en el umbral de la nueva campaña, se situó en 4,11 euros por kilo, un 51% más respecto al mismo mes del ejercicio anterior, pero las últimas operaciones ya han bajado a 3,8 euros.

La producción de aceite de oliva en Andalucía será de 1,03 millones de toneladas, mientras que a nivel nacional ascenderá a 1,2 millones y en todo el mundo a 2,9.

Jaén, cuna del sector, generará 485.000 toneladas. Todas las provincias andaluzas mejoran sus cifras a excepción de Granada, donde se reduce un 1% (es la tercera productora regional, al aportar el 9,7% del total) debido a las lluvias de primavera, y de Huelva, que protagoniza una caída del 37% debido a las altas temperaturas, si bien esta última sólo representa un 0,4%.

Las buenas perspectivas para la campaña 2015/2016 también se traducirán en más empleo en un sector clave para la región. El número de jornales asociados al olivar de almazara se situarán en 15,6 millones, de los que 6,4 millones se concentrarán en la provincia de Jaén.