EL CORREO
La presidenta ha explicado que ha dado instrucciones al PSOE andaluz para que en la reunión prevista para hoy se alcance el consenso

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado que espera que este lunes se alcance un acuerdo entre PSOE-A y Ciudadanos para la bajada del tramo autonómico del IRPF en el año 2016.

Así lo ha manifestado Díaz en una entrevista con Onda Cero recogida por Europa Press, en la que ha expuesto que ha dado instrucciones al PSOE-A para que en la reunión que este lunes mantendrá con Ciudadanos en la sede del Parlamento se alcance un acuerdo sobre esa bajada en el IRPF.

Ha señalado que esa es su voluntad y que, cuanto antes, quiere cumplir con el compromiso que asumió en el debate de investidura sobre la rebaja del tramo autonómico del IRPF, aunque, según ha apuntado, tanto la regla de gasto impuesta por el Gobierno central como la insuficiencia de los ingresos procedentes del Estado se lo están poniendo «difícil».

Susana Díaz se ha mostrado convencida de que esa rebaja en el tramo autonómico del IRPF es necesaria en este momento, va a tener rentabilidad social, va a estimular el consumo y «Andalucía lo necesita».

La presidenta no ha querido adelantar ninguna cifra en relación con dicha rebaja para «no dificultar» el acuerdo entre ambos partidos, apuntando que son ellos los que tienen que «cuadrar» para que los ingresos de Andalucía sean también los que necesita esta tierra para pagar los servicios públicos esenciales.

«Espero que se alcance ese acuerdo y a partir de ahí sigamos trabajando», ha expresado Susana Díaz, quien ha indicado que también confía en que las otras fuerzas de la oposición sean capaces de poner los intereses de Andalucía por delante de sus estrategias de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre.

Ha criticado que el propio PP-A haya dicho que aunque se baje el tramo autonómico del IRPF va a votar que no.

Modulación del impuesto de sucesiones y donaciones

Preguntada sobre una posible eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones, la presidenta cree que este asunto debería ser objeto de debate en un grupo de trabajo en el Parlamento para intentar alcanzar un acuerdo mayoritario. El acuerdo, en su opinión, debe alcanzarse para que ese impuesto se module y se corrija ese «salto injusto» de en torno a los 150.000 euros.

Ha agregado que lo que no va a hacer es que ese impuesto se elimine para los ricos, un tres por ciento de la población, como pretende el PP-A. Díaz ha insistido en que este asunto debe ser fruto de un buen acuerdo, estudiando cuál tiene que ser evolución del impuesto.

Susana Díaz ha insistido en que ella quiere que la gente tenga renta disponible y así se estimule el consumo, porque de esa manera se creará también empleo. Ha señalado que hay que garantizar también que una rebaja de impuestos no repercuta en la financiación de los servicios públicos.

Ha recordado que Andalucía lleva dos años consecutivos cumpliendo con el objetivo de déficit, mientras que tiene una deuda por debajo de la media de las comunidades y, sin embargo, desde el Gobierno central «se castiga» a esta tierra permanentemente en materia de ingresos.

Se ha mostrado convencida de que el Ejecutivo del PP está poniendo «chinas en el camino» para que en Andalucía no se demuestre que se puede cumplir y devolver derechos.