Stella Benot
ABC
La Junta convoca 5.550 plazas de acceso libre para 2016, de las que la mitad será para personal del SAS

Susana Díaz quiso ayer demostrar que los Presupuestos para 2016 son los de la recuperación económica y aprovechó l a sesión de control al Gobierno en el Parlamento para anunciar la oferta de empleo público más importante de los últimos años, cuando sólo se han hecho pírricas convocatorias, y siguiendo así la senda iniciada en este año 2015 cuando se han empezado a recuperar plazas que debían haberse ofertado desde tres años antes.

Un anuncio que la presidenta guardó precisamente para el día de ayer, cuando se hacían públicos los datos del paro tras el verano, lo que suele ser una mala noticia que se volvió a confirmar ayer. En Andalucía, 21.500 personas han perdido su empleo tras el período estival, con lo que el número de parados se sitúa en 1.281.900 personas, superando otra vez la cifra psicológica del millón de parados y de la que Susana Díaz ha hecho bandera.

La presidenta andaluza se ha comprometido públicamente a reducir la tasa de desempleo en Andalucía —que está en el 32%, diez puntos por encima de la media de España— y a bajar del millón de parados. Un hito que logró durante el verano pero que ahora no se ha podido mantener. Por eso no fue casual que anunciase ayer que el Presupuesto de la Junta para 2016 incluye una oferta de empleo público de 7.100 plazas para Sanidad, Educación y administración general, de las cuales 5.550 serán de acceso libre. La mayor parte de estas plazas de empleo público serán para el SAS donde se ofertan 2.600 plazas de diferentes categorías abiertas a cualquier andaluz. Para Educación Secundaria, la Junta ofrece 2.200 plazas de empleo público, mientras que otras 750 serán para diversos puestos de la administración general de la Junta de Andalucía. El resto, 1.550 plazas, se reservan para la promoción interna de los funcionarios.

Esta oferta pública se irá concretando durante los próximos meses, si bien el Gobierno andaluz se ha comprometido a que todas las oposiciones estén en marcha antes de un año, para evitar los retrasos que se han producido en los años anteriores.

A esta nueva oferta — «lo máximo a lo que podemos llegar», según dijo la propia Susana Díaz— se suma la que ya se ha ido convocando durante este año 2015. Así, hay abiertas una de 500 plazas para la administración general, otra de 3.282 plazas en servicios sanitarios y otras 1.231 para los maestros de Infantil y Primaria.

Durante su debate con los portavoces políticos, Susana Díaz reconoció que los datos de la Encuesta de Población Activa «eran malos» para Andalucía pero no dejó de reivindicar sus políticas a pesar de ello. Así, aseguró que el 27% del empleo que se ha creado en España lo ha hecho en la comunidad autónoma andaluza, manteniendo su discurso, repetido desde hace cuatro meses, de que es Andalucía «la que tira del carro del empleo en España».

Pero la oposición no lo vio de la misma manera. El más duro con la presidenta fue Juanma Moreno, el presidente del PP andaluz, quien destacó que mientras en España aumenta el número de empleados, en Andalucía lo hace el de parados, lo que pone en evidencia la falta de «proyecto político y económico» de Susana Díaz. «Los datos que conocemos hoy son la consecuencia de 33 años de socialismo en Andalucía, que nos sitúa con la región de más paro de Europa».

Desde Podemos, Teresa Rodríguez reclamó un nuevo modelo productivo para que la creación de empleo no sea estacional, «hay una estructura débil y vulnerable. La recuperación económica no es más que un canto de sirena». Un argumento similar al utilizado por el portavoz de IU, Antonio Maíllo, quien pidió medidas concretas para fomentar el empleo y que el plan de construcción sostenible que impulsa la Junta se centre en la rehabilitación de viviendas.

Subida de 444 millones

Para dar cabida a estos nuevos funcionarios públicos — y para abonar la subida de sueldo del 1% comprometida para este año además del 25% de l a paga extra que se l es adeuda desde 2012—, la Junta ha aumentado en 444 millones de euros la partida destinada al pago de nóminas del personal para el próximo año, según desveló la consejera de Hacienda María Jesús Montero en el Parlamento.