El Centro de Debate y Desarrollo, una «plataforma cívica» creada a partir de la Fundación Persán, se presentó ayer en Sevilla con la ambición de «cambiar la imagen de Andalucía en España y en el mundo», dijo el presidente de la empresa, José Moya

El CDD inauguró sus actividades públicas anoche con un debate sobre ‘La España posible’, con la participación del catedrático de Política Económica de la UAB, Antón Costa, presidente del Círculo de Economía catalán, un modelo a seguir por esta nueva entidad, y el catedrático sevillano Juan Antonio Carrillo Salcedo.

El centro tiene ámbito regional y cuenta por el momento con más de 20 empresas afiliadas y cerca de 200 socios particulares. Entre sus miembros se encuentran Ángeles Orantes Zurita, que lidera la implantación del Centro de Debate en Granada, Manolo Camas en Málaga, Ignacio Osborne en Cádiz, o Pilar Navarro en Almería.

El CDD, que celebrará debates similares en Granada y Málaga para lanzar sus actividades, tiene como seña de identidad, además de su carácter regional, su carácter multidisciplinar, pues, dijo Moya, «no se limita a la cultura o a la economía, sino que se interesa por todos los problemas de la sociedad».

Además, se plantea como una manera de articular la sociedad civil desde una regeneración que se define por «la honradez tanto en la esfera pública como en la privada y calidad en el trabajo». Hará informes, barómetros periódicos, manifiestos e incluso iniciativas legislativas por el diputado 110 del Estatuto.

DIARIO SUR