El líder del PP andaluz propone a la presidenta de la Junta acuerdos que garanticen la «estabilidad» de Andalucía «España no está para experimentos y Andalucía muchísimo menos». La advertencia fue hecha ayer por el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, quien no dudó en sugerir -y hasta proponer- pactos y acuerdos con su secular adversario, el PSOE, para construir diques de contención contra Podemos.

Pero no tuvo éxito. No mucho después, la presidenta de la Junta y líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, emitía su opinión: «No me veo pactando con el PP ni con Podemos porque entiendo que los pactos se hacen con quien alguien comparte algo». El dirigente popular considera que su partido y el PSOE deben ofrecer soluciones a los ciudadanos para que no las busquen en otras opciones «que pueden poner en jaque la estabilidad económica y social de Andalucía y de España». Moreno advirtió a Díaz que si se cierra en banda a entenderse con el PP estará abriendo la puerta al «populismo» de la formación que lidera Pablo Iglesias. Sin embargo, Díaz parece tenerlo muy claro, y continúa defendiendo a capa y espada el acuerdo con Izquierda Unida que la mantiene al frente de la Junta, desde la que busca «dar una salida desde la izquierda a una situación muy difícil». La jefa del Ejecutivo autonómico abomina de cualquier convenio con los populares, a los que acusa de «destruir» el Estado de bienestar.

Tampoco parece querer oír hablar de entenderse con Podemos, porque «piensan que el sistema no funciona y ni siquiera son de izquierdas». De manera que Moreno sigue arremetiendo contra la presidenta porque a  sus propuestas ella devuelve «silencio, descalificaciones e incluso querellas». No le importa. El dirigente popular avisó de que no se  va a  cansar de proponer pactos, especialmente en materias como el empleo, la sanidad, la educación y las políticas sociales. ¿Con la esperanza de que sean propuestas bien recibidas? Es difícil. El propio Moreno se muestra pesimista, porque «en Andalucía ha retrocedido el espíritu de consenso» y se está «perdiendo demasiada energía» en el enfrentamiento partidista e incluso institucional. Este escenario actual, a juicio de Juan Manuel Moreno, hay que transformarlo urgentemente ante «una marca emergente» -dijo el presidente del PP-A refiriéndose a Podemos- de la que «nadie» conoce ni candidato ni estructura en Andalucía. Moreno puso el acento en que Podemos tiene «un modelo que nada tiene que ver con lo que propone el PP en materia económica, social e institucional.

Quizás en lo único que estaríamos de acuerdo es en las ganas de una regeneración democrática. Por lo demás, estamos en las antípodas». El número uno del PP-A considera que también lo está el otro partido mayoritario, al que apeló para que la «estabilidad institucional prime siempre». Por lo tanto, a  su juicio, lo que deben hacer socialistas y populares ante la irrupción de Podemos en el panorama político es «escuchar bien las demandas de los ciudadanos, que están claramente insatisfechos, especialmente, con PP y PSOE». En esa línea, Juan Manuel Moreno se refirió con insistencia a  los distintos pactos que le ha venido ofreciendo a Díaz  para mejorar Andalucía. «Hacen falta políticas consensuadas entre todos sectores», recalcó el líder del PP-a, quien volvió a lamentar que «se estén perdiendo recursos de forma estéril en confrontar con el Gobierno de España» en lugar de apostar por el diálogo. «Es mejor dialogar que enfrentarse y es más fácil dialogar con la oposición que enfrentarse o incluso querellarse. Los discursos amables, las fotos, el marketing o los discursos grandilocuentes no son suficientes», le espetó Moreno a  la presidenta andaluza, a la quje afeó también que en su Ejecutivo prevalezca «más la ideología que la gestión», con la elaboración de un Presupuesto para 2015 que va a ser «un obstáculo para el empleo».

DIARIO DE SEVILLA