El importe de las ayudas asciende a 40.000 gracias a la colaboración de Persan y Ayesa

La Hermandad de los Estudiantes, Cáritas Universitaria, la Fundación Persan y la Fundación Ayesa concederán un total de 80 ayudas sociales para universitarios con problemas económicos para el curso 2014-15 por un valor de 40.000 euros, frente a los 30.000 de 2013-14. La iniciativa que arrancó hace tres años continúa su progresión y atiende en cada convocatoria a la difícil situación social por la que atraviesan muchos miembros de la comunidad universitaria que no pueden hacer frente al pago de sus matrículas. Ayer por la tarde se firmó el convenio de colaboración entre todos los agentes implicados en la casa de hermandad de los Estudiantes.

Para este año, se han convocado diez ayudas-préstamos para estudiantes de primer curso de grado que tengan su residencia fuera de Sevilla. Con ellas se pretende sufragar los gastos de estancia y manutención hasta que reciban las primeras ayudas públicas. El importe ofrecido es de 500 euros y los  beneficiarios deben tener menos de 25 años. El grueso de las ayudas -60- se destinará a estudiantes  que hayan superado el 60% de los créditos matriculados en el curso anterior y ya no puedan acceder a ningún tipo de ayuda pública. Este programa está orientado a personas que sin tener matriculados créditos en tercera matrícula, ni superar los 35 años, se ven imposibilitados por situaciones sobrevenidas u otro tipo de dificultades sociales, económicas o familiares para lograr su titulación universitaria. Cada ayuda será también de 500 euros. El tercer bloque está formado por otras 10 ayudas para material y desplazamiento destinadas a estudiantes con discapacidad que hayan superado el 50% de los créditos matriculados en el curso anterior y que no puedan acceder a ningún tipo de ayudas públicas. Estas ayudas están destinadas a estudiantes con discapacidad que tengan reconocido un grado igual o superior al 33%, así como a pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente y pensionistas de Clases Pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente, que, sin tener matriculados créditos en tercera matrícula, ni superar los  35 años, se ven imposibilitados por situaciones sobrevenidas u otro tipo de dificultades sociales, económicas o familiares para lograr su titulación universitaria.

Las solicitudes deberán ser presentadas antes del 7 de noviembre, para que sean estudiadas por la comisión, en el Registro General de la Universidad o en el  egistro General Auxiliar. Las bases y la documentación que hay que entregar se pueden consultar en las webs del Sarus (www.sarus.es), de la Hermandad (www.hermandaddelosestudiantes.org), y de la Fundación Persan (www.fundacionpersan.org).

DIARIO DE SEVILLA