ABC
Los números rojos de las administraciones cayeron un 9% hasta el 4,62% en noviembre

España está poco a poco reconduciendo sus cuentas hacia el equilibrio. Hasta noviembre el déficit público fue del 4,62% del Producto Interior Bruto (PIB), con lo que es más que probable que al final de 2014 se situara por debajo del objetivo marcado del 5,5%, según anunció ayer el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. El dato acumulado en los once primeros meses del año pasado supone una reducción del 9% respecto al año anterior.

Si se descuenta el gasto en intereses por la financiación de la deuda, el déficit primario de Administración central, comunidades autónomas y Seguridad Social cayó un 22,5% en los once primeros meses del año pasado. La reducción del tipo de interés aplicable a los préstamos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) ha supuesto una reducción de los intereses de deuda devengados por las autonomías del 10,4% en noviembre.

En los once primeros meses del año de 2014 la Administración central registró un déficit de 33.551 millones, registrándose una reducción de un 13% respecto al mismo periodo del año anterior. En términos de PIB el déficit de la Administración central equivale al 3,15%, frente al 3,67% del año pasado.

Esta reducción del déficit, según Hacienda, se debe tanto a los mejores datos del Estado, cuyo saldo negativo disminuye 0,39 puntos del PIB registrado en el mismo periodo del año anterior, como al superávit de los organismos de la Administración central que asciende al 0,23% del PIB.

Incluyendo las ayudas a las entidades financieras –que han sido de 767 millones en el periodo enero-noviembre, frente a los 4.822 millones registrados en el mismo periodo de 2013– la Administración central redujo su déficit un 20,8%.

Pese al buen dato del conjunto de Administraciones, las comunidades continuaron un mes más siendo el f arolillo rojo. Hasta noviembre l a media de déficit fue del 1,37% de su PIB, cuando el objetivo que tienen fijado es del 1%. Doce comunidades rebasaron ya en el penúltimo mes del año pasado el objetivo para todo el año.

La Seguridad Social registró un déficit de 946 millones, el 0,009% del PIB, gracias al superávit del 0,49% del PIB del Servicio Público de Empleo Estatal.

ABC