GRANADA HOY
El Corral del Carbón acogió ayer una mesa redonda sobre la necesidad y posibilidad de las instituciones culturales. Villafranca, Remedios Navarro y José Lebrero, ponentes en la cita

El Centro de Debate y Desarrollo (CDD) se presentó ayer en Granada con un tema vinculado especialmente a la ciudad: la cultura como motor de desarrollo. La asociación nacida oficialmente en julio de 2014 organizó una mesa redonda que se celebró en el Corral del Carbón y que contó con la participación de la directora gerente del Teatro de la Maestranza y de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, Remedios Navarro; la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca; y el director artístico del Museo Picasso de Málaga, José Lebrero.

Estos tres expertos con larga experiencia en la gestión de espacios culturales de primer orden analizaron la importancia de la industria cultural y trataron cuestiones como su importancia en el cómputo del Producto Interior Bruto de una ciudad. «Se trata de abordar la cultura como motor de desarrollo económico y no sólo como factor de identidad», señaló al comienzo el moderador del acto, el periodista Ignacio Martínez.

Así, entre otras cuestiones, se profundizó en la necesidad de los grandes centros que ‘producen’ cultura -como la Alhambra, el Museo Picasso o el Teatro de la Maestranza- de trascender el ámbito local y establecer complicidades entre ellos.

La gerente del Teatro Maestranza señaló que «la arquitectura, los museos y la ópera, son industrias culturales vinculados a la idea de algún tipo de progreso». Sobre la función de los teatros, destacó que son «semillas de cultura viva», que «hacen agenda social» y «lucen como reclamo turístico» a pesar de que a la ópera siempre se le cuestiona su «respaldo con dinero público». «Cada vez somos más autónomos pero el dinero público tiene que estar detrás», agregó.

Por su parte, María del Mar Villafranca comentó que «hay que asumir con responsabilidad la conservación del legado y fomentar expresiones culturales».

Y Lebrero empezó su intervención señalando la posibilidad de la manipulación de los datos: «Decía un especialista que los números, si los torturas bien, cuentan lo que quieras» y apuntó que en todo debate sobre la cultura tienen que barajarse los términos «educación», «cultura», «turismo» y «Hacienda».

El debate contó con la colaboración de la Fundación CajaGranada, la Fundación Covirán y el Patronato de la Alhambra y sirvió de presentación del Centro de Debate y Desarrollo en Granada, ciudad elegida «como símbolo de la cultura andaluza», más en estas fechas, en vísperas del comienzo del Festival Internacional de Música y Danza, según comentaron los organizadores.

Esta asociación empezó a gestarse hace unos dos años en Sevilla, donde un grupo de andaluces de varias provincias se reunieron con la pretensión de relacionar entre sí a personas relevantes de la sociedad civil. En julio de 2014 quedó constituida como asociación y, desde entonces, han celebrado una decena de actos en Sevilla, Málaga, Almería y Cádiz, y hoy en Granada. El CDD cuenta con más de 200 socios en toda Andalucía, como la empresaria Ángeles Orantes Zurita, quien presentó ayer la reunión.

GRANADA HOY