DIARIO CÓRDOBA
El exedil socialista Julio Díaz, ahora en C’s, organizará las comparecencias. PP, Podemos e IU sospechan de un «blindaje» al Gobierno andaluz

El diputado por Huelva y miembro de la Mesa del Parlamento por Ciudadanos, Julio Díaz, ha sido nombrado, con los votos de su partido y del PSOE, presidente de la comisión parlamentaria que investigará el presunto fraude en los cursos de formación de la Junta de Andalucía. La fue tomada durante la sesión constitutiva de la comisión, celebrada a puerta cerrada, en la que PP votó a su candidata, Teresa Ruiz Sillero; Podemos a su aspirante, Begoña Gutiérrez; e IU desistió de presentar candidato ante la falta de consenso y se abstuvo en todas las votaciones. El anunció de la elección la comunicó a los periodistas el presidente del Parlamento, el socialista Juan Pablo Durán, quien eludió dar detalles de la votación al esgrimir que las deliberaciones de la comisión eran secretas.

La comisión ha acordado reunirse el 13 de octubre para dar a conocer las propuestas de comparecencias, y el día 20 del mismo mes se someterán a votación, junto al plan de trabajo, y el comienzo de los interrogatorios, con la duda por resolver de si la comisión estará en funcionamiento durante la campaña de las elecciones generales con la que va coincidir. El objeto de la investigación se centrará en las subvenciones y gestión de los cursos de formación de la Junta, cuyo presunto fraude investigan hasta 18 juzgados de la comunidad, desde el año 2002 a la actualidad, tal y como aprobó el pleno del Parlamento a propuesta de Ciudadanos.

Un exsocialista

Diputado de Ciudadanos por Huelva y secretario segundo de la Mesa del Parlamento andaluz desde las elecciones autonómicas del 22 de marzo, el presidente de la comisión Julio Díaz fue militante y concejal socialista hasta finales del 2013 y miembro del grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de La Palma del Condado. Díaz declaró que está muy responsabilizado por el nombramiento y el trabajo, y espera la «máxima colaboración» para que se sepa qué paso y se depuren responsabilidades políticas si procede. Sobre las acusaciones del PP, Podemos e IU, de que el acuerdo entre Ciudadanos y PSOE en la comisión puede suponer el «blindaje» del Gobierno andaluz, Díaz contestó que el objetivo de su partido es «regenerar» las instituciones en interés de los ciudadanos.

Carlos Rojas denunció que el PSOE «ha pactado» la comisión de investigación con Ciudadanos para darle la presidencia a un «señor que ha sido mucho tiempo concejal socialista», por lo que ha instado a Albert Rivera a explicar lo que está pasando en Andalucía.

Juan Ignacio Moreno Yagüe (Podemos) opinó que el nombramiento de Julio Díaz «materializa» el pacto entre el PSOE y Ciudadanos, e incluso ha detallado que en su discurso «ha empleado tiempos verbales que dejan claro que ya lo tenía asumido desde hace tiempo».

Rodrigo Sánchez Haro (PSOE) ha pedido a los grupos que trabajen con «seriedad y rigor» para cumplir el mandato del Parlamento, «dando ejemplo», y consideró que el presidente de la comisión tiene el «perfil perfecto» para desarrollar los trabajos y consensuar. Elena Cortés (IU) destacó que «se ha constatado» el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos para elegir al presidente y abogó por aclarar lo que ha ocurrido con el dinero público que tenía que resolver problemas de desempleo.