Comprar libras, la mejor opción si se apuesta por la continuidad de Reino Unido en la UE

Los mercados no son una casa de apuestas, pero a veces ponen a los inversores antes la posibilidad de jugar fuerte sin términos medios, a blanco o a negro. Una tesitura a la que se enfrentan quienes piensan en sacar tajada del referéndum que Reino Unido celebra el próximo 23 de junio para decidir si sigue o no en la Unión Europa. A pesar de los resultados de las encuestas, la mayoría de los expertos apuestan por la primera opción.

En juego hay ganancias que pueden situarse en la banda situada entre el ·y el 10% si se apuesta por la libra esterlina o por valores en bolsa como los bancos y las aseguradoras, que han sido los grandes damnificados (por el contrario, las empresas exportadores han sido las grandes ganadoras) por el aumento en las encuestas de los partidarios de que Reino Unido abandone la UE.

“Una máxima de la bolsa es que si esperas a entrar cuando hayan desaparecido todos los riesgos, lo más seguro es que entres tarde. Por tanto no hay que esperar en liquidez a que pase el mes de junio”, aseguran los analistas de Unicorp Patrimonio, que creen que el único riesgo que puede hacer cambiar la tendencia alcista de fondo en los mercados es el ‘Brexit’, “pero estamos convencidos de que la probabilidad real de salida es escasa”.

Una visión muy optimista de mercado que puede chocar contra las últimas encuestas, que como señala Enrique Hinojosa, de GVC Gaesco, “podrían anticipar incluso un empate técnico”. En este caso, la firma apuesta por la liquidez, “porque hay un 50% de posibilidades de que Reino Unido deje la Unión Europea”.

Entonces, la cuestión es si en un escenario de máxima incertidumbre electoral merece la pena perder la subida inicial de las bolsas si Reino Unido se mantiene o si por el contrario hay que apostar por coger la ola alcista desde el principio. “Es mejor conocer el resultado. Prefiero perder una ganancia bolsa del 3% y tener la seguridad de que cojo el movimiento bueno”, explica Hinojosa.

Alejandro Vidal, director de estrategia de mercados de Banca March, se sitúa en la mitad del camino. “El que ya está dentro del mercado no debería salir, pero el que está fuera debería quedarse quieto”, asegura. “Si estás muy seguro del no al ‘Brexit’, puede ser una oportunidad de oro”, asegura Alexis Ortega, de Finconsult, que no obstante cree jugar la baza del no a ‘Brexit’ es “muy arriesgada”.

Como el resto de los analistas consultados, Vidal no prevé una recuperación eufórica de la bolsa (ven subidas entre el 2% y el 4%) y cree que será la libra esterlina la gran beneficiada de un hipotético no al ‘Brexit’.

“El tipo de cambio entre el euro y la libra podría volver hasta niveles de 0,73 ó 0,74” frente al 0,78 a los que ha terminado la primera semana del mes de junio, señala Vidal, que cree que la mejor vía de inversión es a través de fondos de inversión denominados en libras esterlinas.

Más agresiva es la expectativa de Beatriz Catalán, de Ibercaja, que cree que la libra puede reaccionar con fuerza hasta niveles de 0,70 frente al euro. “Hemos incrementado posiciones en libras, comprando tanto bonos como divisa a través de futuros. Y en bolsa se puede apostar por los bancos y por las aseguradoras, que son los que más han sufrido por las expectativas de un ‘Bréxit’, explica Catalán, que cree que el actual es un momento “para apostar fuerte, porque además la economía británica mantiene el pulso”.

EXPANSIÓN