ABC

Los empresarios temen la pérdida de inversiones millonarias por la paralización de proyectos

Los resultados de las elecciones del 24-M puede acarrear un nuevo escenario de inestabilidad económica en España. La fragmentación, los gobiernos multipartitos y la necesidad de pactos podrían debilitar la confianza en nuestro sistema económico. El ascenso de Podemos en grandes capitales como Barcelona y Madrid también deja en el aire la celebración del Congreso Mundial de Móviles y la realización de proyectos millonarios.

En general, todos los sectores económicos han mostrado inquietud por el nuevo panorama político:

Banca

Estas candidaturas plantean ampliar el parque de vivienda social, lo que pasaría por pedir a la banca más pisos para alquiler social. Las entidades están dispuestas a hacerlo en función de las condiciones de cesión, pero avisan de que «no es necesario porque el Fondo Social de Vivienda tiene muchos sin adjudicar». Lo que temen son medidas más radicales, como multas por tener pisos desocupados, y avisan de que las acatarían pero previsiblemente acabarían en los tribunales, como ha sucedido con la ley antidesahucios andaluza.

Eléctricas

Desde las eléctricas subrayan, en respuesta a alguna de las propuestas de los partidos de la izquierda radical, que «los problemas no se solucionan con más impuestos». Este sector ya paga anualmente casi 4.000 millones de euros en impuestos a las diversas administraciones, recuerda un portavoz del mismo. Tras recordar que sufragan los costes del bono social (180 millones al año), afirman que «estudiaremos y discreparemos, si llega el caso, de cualquier propuesta que perjudique al sector, independientemente de quién lo presente».

Renovables

El sector de las renovables va a estar expectante para comprobar si se cumplen los compromisos adquiridos por los partidos que van a gobernar para potenciar las energías limpias e implantar un nuevo modelo energético eficiente, sostenible e inteligente. Un portavoz de la Fundación Renovables apunta al autoabastecimiento como clavepara que el usuario deje de ser un mero consumidor pasivo. «En resumen, se abre un periodo de esperanza para este sector» duramente castigado por el Gobierno del PP en esta legislatura.

Constructoras

Fuentes del sector expresan el temor de que el nuevo mapa de poder político acabe por desplomar una inversión pública en infraestructuras que, aseguran, «ya se encuentra en mínimos históricos». Aunque creen que no hay que alarmarse con medidas que solo existen sobre el papel, recuerdan que propuestas como el aumento del gasto social o la desprivatización de servicios públicos en los ayuntamientos solo se pueden ejecutar aumentando la carga impositiva. Y otras, como las quitas de deuda, ahuyentarían la inversión privada foránea.

Inmobiliarias

«El apetito inversor por España está tan generalizado entre los inversores extranjeros que no creemos que vaya a haber una desbandada, si bien habrá ciertaprecaución a la hora de hacer nuevas compras», dicen en el sector. Ahora bien, esas fuentes aclaran que estarán atentos «a lo que cada partido nuevo pueda acometer en la comunidad en la que se cambie de color, porque han anunciado nuevas propuestas que podrían poner en peligro la recuperación ya iniciada del inmobiliario español, por ejemplo, en tema de pisos vacíos».

Seguros

Las medidas de estas candidaturas a nivel local no afectan al sector, que mira a las elecciones generales con cierta tranquilidad: el baremo de indemnizaciones ya ha sido aprobado, y lo único que podría temer esuna hipotética revisión radical del sistema de asistencia a funcionarios que suprima el concierto con mutuas como Muface e Isfas. «El mayor temor es ahora que la inestabilidad eleve las primas de riesgo y los tipos y afecte a las inversiones de las compañías y por tanto a las rentabilidades garantizadas», explican desde una compañía.

Turismo

Desde el sector se entiende que es pronto para opinar, pero aseguran que esperan encontrar un marco de colaboración con todos los gobiernos locales o regionales. Ecotasas, como la que se impuso en Baleares, u otras medidas impositivas podrían castigar a una industria que reclama «complicidad y sensibilidad para afrontar sus retos pendientes», en especial un cambio de modelo que permita competir más allá de los precios. Fuentes del sector también reclaman que no se «estigmatice» la actividad en las zonas de mayor ocupación turística.

Tecnológicas

Las estimaciones de voto y previsiones de cambio en algunas comunidades, y sobre todo en las grandes capitales, como Madrid y Barcelona, ya habían tenido su efecto, y algunas inversiones se habían paralizado, según fuentes del sector. Otros inversores están a la espera de ver si en las elecciones generales vuelve a ganar el PP: si no renovara el partido de Mariano Rajoy en esos comicios se interpretaría fuera del país como un rasgo de inestabilidad política, y entonces sí que podría haber alguna marcha atrás en algún proyecto.

ABC
]]>