La Memoria del Consejo Económico y Social señala que sin financiación europea peligra la recuperación

La memoria del CES considera preocupante la financiación de las comunidades autónomas españolas- entre ellas, Andalucía- que han dejado de ser consideradas por la UE como Objetivo 1, aquellas cuyo PIB no alcanza el 75% de la media comunitaria. Esta memoria cifra la renta per cápita media de Andalucía del pasado año en 17.263 euros, equivalente al 74,1 por ciento de la española, la segunda más baja sólo superior a la de Extremadura. La renta per cápita media de Andalucía en 2015 fue 6.026 euros inferior a la media nacional  creció el 3,2 por ciento con respecto al año anterior, idéntico porcentaje que el promedio español.

El CES analiza la convergencia de las regiones en el contexto comunitario y destaca que, según los últimos datos disponibles del PIB por habitante en paridad de poder adquisitivo (PPA) referidos a 2014, si bien mejoraron respecto al año anterior, muestran un claro empeoramiento frente a 2007.

Merma de ingresos

Le resulta “preocupante” la situación de estas regiones que han visto mermados los ingresos procedentes de la política regional europea, en un contexto “de ajuste presupuestario, que podría dificultar la recuperación de sus economías y, en última instancia, deteriorar la cohesión territorial”.

Atribuye esta situación a que los cálculos realizados por la Comisión Europea para determinar el nivel de desarrollo de las regiones europeas para ser consideradas durante el nuevo periodo de programación, como regiones menos desarrolladas, regiones en transición o regiones más desarrolladas, se realizaron con la información del periodo 2007-2009.

Por ello, considera el CES, es necesario reformar el actual modelo de financiación autonómica, cuyo objetivo debe ser asegurar un nivel mínimo de servicios en todos los territorios, con una financiación estable y sificiente, independientemente de la coyuntura económica.

La renta per cápita media de Madrid, la más alta de España en 2015 con 31.812 euros y un incremento del 3,4% sobre 2014, prácticamente duplicó ala media de Extremadura, 16.166 euros, a pesar de que registró el pasado año un mayor crecimiento, un 4,6 según esta memoria del CES.

En términos generales, las que tienen una especialización productiva más centrada en los servicios relacionados con la actividad turística y la construcción, así como aquellas con una economía más abierta al exterior, fueron las que mostraron mejores resultados. La Comunidad Valenciana, Madrid y Cataluña fueron las más activas y su PIB creció por encima de la media nacional, mientras que Baleares y Castilla-La Mancha igualaron el 3,2% del crecimiento del PIB del conjunto del Estado durante el pasado año. El resto quedaron por debajo, con Cantabria, Aragón y La Rioja en los puesto de cola. Para el CES, la brecha está en el rango del 3,6% del crecimiento registrado por la Comunidad Valenciana y el 2,6% de Cantabria, si bien todas registraron mayores crecimientos que en 2014.

ABC