Víctor Martínez
EL MUNDO
El Gobierno de Susana Díaz pide a Gestamp que mantenga la sede y centros de ingeniería y diseño en la región

El Gobierno andaluz contempla con «preocupación» la toma de control de Abengoa por parte de CorporaciónGestamp. El Ejecutivo que dirige Susana Díaz teme que la operación, por la que el grupo industrial se hace con el 28% de la empresa de renovables a través de una inversión de 250 millones de euros, implique el traslado de sede o de centros de ingeniería de la empresa en la región, según declaró este lunes el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano.

«Abengoa es una de las entidades que en Andalucía ofrece empleo de calidad y los centros de ingeniería y diseño están todos aquí, aunque sea una multinacional, por lo que queremos que se mantengan aquí esos centros», señaló en declaraciones recogidas por Europa Press. Además, el Gobierno andaluz espera que «el carácter andaluz de la empresa se mantenga» y piden que su sede se mantenga en Sevilla. Fuentes próximas a Abengoa aseguran que «no está previsto» un cambio del domicilio social o del modelo de negocio de la empresa tras la operación.

Las acciones de Abengoa se dispararon este lunes en Bolsa tras anunciarse la entrada de Corporación Gestamp en el accionariado. Los títulos del grupo cerraron la sesión de este lunes en 1,09 euros, un 11% más que en el arranque de la jornada. La entrada de Gestamp refuerza la solvencia de Abengoa al garantizar más de la mitad de la ampliación de la capital de 650 millones de euros anunciada por la empresa en octubre.

El grupo de componentes para el automóvil se convertirá en primer accionista a través de una ampliación de capital a medida de 250 millones de euros, con la que obtendrá una participación del 28% comprando con un descuento del 20% en el precio de las acciones y evitando lanzar una OPA sobre la totalidad de la compañía. Además, la filial Gonvarri Steel Industries -con la que se materializa la inversión- se compromete a secundar una segunda ampliación de capital de 400 millones de euros ya como accionista, por lo que inyectará otros 112 millones de euros.

La ampliación de capital implicará también una enorme dilución de la familia Benjumea, fundadora de la empresa y hasta ahora socia de referencia con una participación del 51% a través de ICCorporación. Su presencia en el consejo de administración se reducirá de cinco representantes a uno, según un hecho relevante remitido en la tarde del domingo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

A pesar de la subida de este lunes, el valor de Abengoa en Bolsa se ha dividido por dos en lo que va de año arrastrado por la falta de confianza entre los inversores sobre su volumen de deuda y de liquidez. Las agencias de calificación Fitch y Moody’s decidieron recientemente mantener el rating del grupo en B, cinco escalones por debajo del bono basura.