ABC
La Junta apoya la ‘Red Antirumores’ para erradicar bulos contra la inmigración

El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, se pronunció ayer sobre la crisis de los refugiados y su influencia en Andalucía. Aunque todavía no hay datos oficiales, De Llera aseguró que Andalucía recibirá entre 2.000 y 3.000 refugiados y que ya está preparando el dispositivo necesario para llevarlo a cabo en colaboración con ONGs y entidades sin ánimo de lucro.

Pero más que explicar el dispositivo, el consejero se centró en las críticas al Gobierno central, al que acusó de «desentenderse» de este asunto y de no dar información suficiente a las comunidades autónomas. Pero no se quedó ahí. De Llera participó en un encuentro de la Red Antirumores —una organización que cuenta con el amparo de la Unión Europea y que está formada por expertos en un proyecto diseñado para identificar y erradicar bulos, estereotipos y opiniones infundadas sobre la población i nmigrante— y pronunció unas polémicas palabras.

El consejero de Justicia e Interior lamentó que recientemente, el ministro de Interior, Jorge Fernández, ante la hipotética infiltración de terroristas entre las partidas de refugiados que correspondan a España, dijese que «el Estado Islámico va a aprovechar para meter muchos yihadistas» en España. «Eso es estigmatizarlos o criminalizarlos en masa». Y es que frente a ese «rumor» de que «los moros son terroristas», De Llera avisó que es necesario precisar siempre que «los terroristas son los yihadistas», porque «se etiqueta como terroristas a todos los moros».

De Llera mencionó también la reciente Conferencia Sectorial de Inmigración que presidida por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, porque en dicho encuentro, las autoridades estatales no habrían proporcionado a las comunidades autónomas «ninguna información de cuántas personas vendrían a España y a Andalucía», de los «criterios» a seguir a la hora del reparto de los refugiados o de los «medios económicos» relacionados con el dispositivo de acogida. «El Gobierno andaluz será el primero en la acogida», ha dicho Emilio de Llera, quien explicó que la idea es conseguir que los refugiados «estén cómodos», los niños cuenten con educación y «aprendan el idioma».

Movimiento en las ciudades

La previsible llegada de refugiados también está contando con un importante movimiento en las diferentes ciudades andaluzas. Ayer, Málaga se proclamó «ciudad refugio», una acogida que l l evará a cabo de acuerdo con los criterios de la Federación Española de Municipios y Provincias, FEMP. En Córdoba, Ciudadanos pidió que el centro de Educación Ambiental se destine a la acogida de 72 refugiados, mientras que desde el Ayuntamiento de Huelva se anunciaba que se prestará ayuda a estas personas «sin tocar ni un euro del presupuesto municipal». En Jaén habrá una manifestación de apoyo, así como mociones en diversos plenos.