EL ECONOMISTA

Empresarios y sindicatos respalda el programa de la Junta, que invertirá 290 millones y prevé que las exportaciones andaluzas alcancen el 20% del PIB regional en cuatro años
El peso de las exportaciones en la economía andaluza ha crecido por encima del 80 por ciento entre 2009 y 2014 -33 puntos más que en conjunto de España- y se sitúa ya por encima del PIB regional. La larga y durísima crisis de los último años ha tenido un efecto positivo: ha obligado a los empresarios andaluces a coger sus maletas y vender sus productos en el exterior, lo que ha dado como resultado cifras espectaculares de crecimiento en esta materia. De hecho, Andalucía acumula cinco años consecutivos récord de exportaciones y se sitúa en la actualidad como tercera comunidad exportadora, con 26.5120 millones de euros en 2014, último ejercicio completo del que se disponen cifras oficiales. No es de extrañar por ello que tanto la Junta de Andalucía como la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y los sindicatos UGT y CC.OO. hayan aparcado sus frías relaciones de los últimos dos años -a raíz de diversos escándalos relacionados con cursos de formación- para apoyar sin fisuras la aprobación de un nuevo Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza Horizonte 2020. La propia presidenta de la Junta, Susana Díaz, acompañada de los agentes económicos y sociales, fue la encargada el pasado viernes de presentar en sociedad este nuevo programa, que supondrá una inversión inicial de 390 millones de euros con los que pretende “fortalecer la marca Andalucía” con un tejido productivo “más fuerte” para seguir creciendo en exportaciones. Díaz destacó que “los protagonistas del crecimiento estos años han sido las más de 19.000 empresas exportadoras andaluzas, que generan además más de 300.000 empleos estable y de calidad”. “Cuentan con todos los elementos que ponen en valor nuestro modelo económico: competitividad, conocimiento y apuesta por la inversión”, aseguró. Igualmente, recordó que los anteriores planes de internacionalización puestos en marcha “han permitido que Andalucía multiplique por tres el número de empresas exportadoras en los últimos 15 años”. La presidenta subrayó que “uno de cada cinco euros que vende España en el extranjero es andaluz en productos agroalimentarios, y uno de cada tres en sectores como el aeronáutico”. Como objetivo de partida para 2020, la nueva estrategia de apoyo a la internacionalización del Gobierno andaluz se plantea incrementar en 116.000 los empleos ligados a la actividad internacional de las empresas andaluzas, hasta alcanzar los 425.000, un 37 por ciento más que en la actualidad (309.412). Según datos de la Junta, situar las exportaciones en el 20 por ciento del PIB andaluz supone llegar a 25.000 millones de euros en exportaciones no energéticas y aumentar la diversificación de destinos, situando más de la mitad de las exportaciones andaluzas en mercados de fuera de la UE. Como principales novedades, el plan prevé una orden de subvenciones para apoyar los planes de promoción de las empresas a través de un ‘bono exportador’ y otra dirigida a las universidades andaluzas para el desarrollo de un programa de Cátedras de Internacionalización. El plan también plantea apoyar a las empresas y emprendedores para iniciar o impulsar su actividad exterior a través de los servicios de Extenda Escenificación del consenso andaluz El Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza Horizonte 2020 fue consensuado por los agentes económicos y sociales con la Junta hace más un año, aunque no fue hasta el pasado mes de noviembre cuando el Consejo de Gobierno que preside Susana Díaz lo aprobó formalmente. Sin embargo, no ha sido hasta el pasado viernes cuan do se ha realizado la presentación formal en sociedad de este acuerdo que supone el primero de la Junta con la CEA y los sindicatos UGT y CC.OO. desde que Susana Díaz accedió a la Presidencia hace ya más de dos años. Desde entonces, los escándalos sobre la financiaión de los agentes sociales y los casos de corrupciòn ligados a los cursos de formación provocó que el Gobierno andaluz congelara todas esas partidas y sometiera así a una asfixia económica a empresarios y sindicatos de la que aún se están reponiendo. CEA, UGT, CC.OO. y Junta no pasan por su mejor momento y siguen sin sentarse a pactar la nueva concertación social, pero el acto del viernes fue la primera foto de Díaz con ambas partes.]]>