Unicaja mantiene que el PIB subirá un 2,8% en 2016, ligeramente por encima de la media

La economía andaluza crecerá este año un 2,8%, según las previsiones de Analistas Económicos de Andalucía, que pronostica un aumento del empleo en este mismo porcentaje y un descenso del número de parados del 5,3%.

El último informe del servicio de estudios del Grupo Unicaja mantiene la previsión que ya realizó en enero de crecimiento del PIB andaluz para este año, que superará en una décima el promedio previsto para España.

Aunque sigue siendo una tasa “significativa”, se situará en torno a medio punto por debajo de la registrada en 2015 (3,3%), explicó la coordinadora del informe, Felisa Becerra. Para esta analista, la incertidumbre política no está afectando, por ahora, a la economía. “No hay datos, por ahora, que te lleven a pensar que la situación puede variar”, afirmó.

Desde el punto de vista de la demanda, se prevé que el gasto en consumo de los hogares siga tirando de la economía y crezca este año un 3,2%, mientras que el gasto en consumo de las administraciones públicas aumentará un 0,6% y la inversión, un 4,1%.

Por el lado de la oferta, el crecimiento se sustenta en la aportación positiva de todos los sectores, entre los que destaca el de servicios (2,8 %) -que concentra casi el 70% del PIB andaluz-, la construcción (4,4%) y la industria (3,1%). En el sector agrario el alza será más moderada (0,8%).

En cuanto al mercado laboral, las previsiones apuntan a que la región generará 77.600 puestos de trabajo, con un crecimiento del 2,8% (2,6% en España), hasta los 2.845.100 ocupados. Más de tres cuartas partes corresponderán al sector servicios (+2,9%).

El empleo crecerá a tasas superiores a la media tanto en la construcción (3%) como en la industria (3,8%), y en el sector agrario lo hará a tasas inferiores a las previstas inicialmente (0,4%).

Este aumento del empleo se traduciría en 67.700 parados menos, lejos de los 129.600 que abandonaron esta situación en 2015. Eso supone un retroceso del 5,3% hasta situarse en 1.207.000 personas. De promedió, la tasa de paro se situará en el 29,8% en 2016, 1,7 puntos porcentuales por debajo del dato de 2015 y casi diez puntos porcentuales por encima de España. En enero, Unicaja todavía mantenía que Andalucía se situaría en 2016 por encima del 30%.

En comparación con la media nacional, la región creará más empleo (2,8% frente a 2,6%), pero reducirá menos el paro (-8,5% frente al -5,6%), en parte por el mayor aumento de la población activa en el sur.

Del análisis territorial se desprende que en 2016 habrá un crecimiento más moderado que en 2015, y que serán Málaga y Almería las que experimenten un mayor impulso de la actividad económica, mientras que en torno a la media regional se situarán Cádiz, Granada y Sevilla (ver gráfico).

El informe analiza también las principales variables económicas del cuarto trimestre de 2015 y del conjunto del pasado año en la comunidad andaluza, en el que la economía creció un 3,3%. Entre esos datos destaca que el sector de la construcción registró en 2015 el primer aumento anual desde el año 2007, con un crecimiento del valor añadido bruto (VAB) del 5,1%.

Por provincias, las previsiones apuntan a que tres provincias, Málaga (3,5%), Granada (3,4%) y Sevilla (3,4%) crecieron en 2015 por encima de la media.

Respecto al cuarto trimestre de 2015, la economía andaluza registró un avance intertrimestral del 0,8%, una décima menos que el trimestre anterior. En términos interanuales, el crecimiento del PIB se situó en el 3,7%.

DIARIO DE SEVILLA