Encarnación Freire/J. González Navarro
ABC
Huelva, Almería y Sevilla, únicas provincias españolas con aumentos en junio

Andalucía entorpeció en el mes de junio la recuperación del empleo en España, según los datos de paro registrado y de nuevas afiliaciones a la Seguridad Social publicados ayer por el Ministerio de Empleo. Así, el número de desempleados apuntados en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) bajó solo un 0,48% frente al 2,25% de media nacional. Y pese a las 4.847 personas que se borraron de las listas del paro, Andalucía volvió a quedarse por encima del millón de desempleados — 1.001.744—, un listón psicológico que no ha logrado rebajar desde el mes de enero de 2012.

En el conjunto de España, el paro se redujo en junio en 94.727 personas, hasta situarse en 4.120.304. Esta es la cifra más baja en casi cuatro años ( julio de 2011). Hay que recordar que el número de desempleados ya se situó en abril pasado por debajo del que se encontró el Gobierno del PP, diferencia que ahora es de 302.055.

Cataluña (-20.000), Madrid (-14.090) y Castilla y León (-8.255) fueron las comunidades con que más tiraron del empleo el mes pasado.

Fotografía anual

Si se analiza l a evolución anual del mercado de trabajo, también Andalucía destaca como el territorio más rezagado, con un recorte de solo el 2,08% en el número de desempleados, frente al 7,4 de España. Ello supone 21.242 desempleados menos (entre junio de 2014 y junio de 2015) y 329.397 menos en el conjunto del país. La fotografía laboral de junio a escala nacional refleja que solo tres provincias andaluzas y Ceuta y Melilla engordaron la bolsa de parados: Huelva, con 3.067 desempleados más registradas en l as oficinas del SAE; Almería, con 1.432 más y Sevilla, con 142.

El paro bajó en las otras seis demarcaciones andaluzas, especialmente en Cádiz (-3.947) y Málaga (-3.835), que tuvieron los mejores resultados de toda España, tras Barcelona, Madrid y Alicante. También se redujo en Jaén (833), Granada (-675) y Córdoba (-198).

Los peores resultados del paro andaluz tienen una primera explicación en la finalización de las campañas agrícolas. De nuevo la estacionalidad de la economía regional y la falta de alternativas al empleo temporal en agricultura o servicios, según la época el año que se considere, marca el ritmo del mercado de trabajo regional que da un paso adelante y dos atrás. En concreto, en junio el paro andaluz subió en la agricultura en 7.118 personas y especialmente en las provincias ce Huelva (+4.316), Sevilla (+1.477) y Almería (+861). En el resto de sectores las cifras fueron buenas: en el colectivo sin empleo anterior, donde se encuentran los jóvenes, bajó en 7.638; y también en industria (-1.813); servicios (-1.399); y construcción (-1.115).

Seguridad Social

Los datos de la Seguridad Social en junio también fueron muy negativos para Andalucía, donde el número de afiliados descendió en 45.801 (-1,62%). Solo Huelva aportó 25.849 de las bajas. Por su parte, Almería, con 8.148 cotizantes menos, y Sevilla, con -7.152, fueron las provincias con peor evolución del empleo. En la visión del año, sin embargo, la región no sale tan mal parada, al contabilizar 83.603 nuevas altas a la Seguridad Social, un 3,1% más, algo por debajo del promedio nacional (+3,4%).

En el conjunto de España, los datos del paro y la afiliación a la Seguridad Social correspondientes a junio han sido buenos, pero no tan espectaculares como l os del mismo mes en l os años precedentes. No obstante, aunque el número de ocupados sólo ha aumentado en 35.085 personas (en junio de 2014 subió en 56.622), hasta l os 17.256.395, se ha conseguido superar ya por primera vez la cifra que dejó el Gobierno de Rodríguez Zapatero en diciembre de 2011 (17.229.922). Es decir, que en junio había 26.473 ocupados más que cuando Rajoy accedió al Ejecutivo.

En términos interanuales hay 571.400 cotizantes más a la Seguridad Social, de los que 481.181 corresponden al primer semestre de 2015. La afiliación acumula cinco meses seguidos al alza, según los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.Por sectores, donde más ha aumentado la ocupación fue hostelería, con 32.179 personas más, seguido de comercio y reparación de vehículos de motor y motocicleta (25.7969), actividades sanitarias y servicios sociales ( 13.926), i ndustria manufacturera (13.572) y actividades administrativas y servicios auxiliares (11.791).

Sevilla capital registró 1.224 desempleados menos

Junio fue un mal mes para la provincia de Sevilla en el terreno laboral: subió el paro (+142) y bajaron los afiliados a la Seguridad Social (-7.152) y las contrataciones (-4.575). La evolución negativa del empleo agrario por la terminación de las campañas agrícolas ha sido determinante para que la provincia se haya quedado descolgada de la recuperación del empleo nacional

Frente a este panorama, la capital hispalense arrojó datos favorables. Así, el mes pasado, el número de parados registrados en las oficinas de empleo de la ciudad bajó en 1.224, lo que supone una media de 40 desempleados menos diarios. Con ello se queda en 84.470 parados, un resgistro muy lejano a los 45.331 de junio de 2007. Sevilla se mantiene por encima de l os 80.000 desde septiembre de 2011. El paro en la capital representa el 35% del total provincial (240.819),

En el último año, se han borrado del paro 2.911 personas en la capital.

El efecto del recorte de 20.000 empleos públicos en Andalucía

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, achacó ayer el menor crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social en junio en comparación con el mismo mes del pasado año a la caída de la ocupación en el sector público en Andalucía. Burgos admitió que los datos «no son tan positivos» como en el mismo mes de 2014 y argumentó que «gran parte se explica por la caída del empleo público en una comunidad autónoma: en Andalucía». Según el secretario de Estado, «todos los demás indicadores» sobre la evolución de los afiliados «progresan en la misma línea que los meses anteriores y mejor que el año pasado».

Por esta razón, sostuvo que se puede «situar llamativamente en esa comunidad autónoma un efecto finalización de contratos ligados a la administración pública», con un descenso que alcanza casi las 20.000 personas «sólo en Andalucía».

Sólo 7 de cada 100 contratos firmados fueron indefinidos

Uno de los rasgos negativos del emrcado de trabajo que se repite mes tras mes es el de la gran diferencia que existe entre el número de contratos indefinidos y temporales que se firman. En junio se registraron 1.726.117 contratos, de los que sólo 126.856 fueron indefinidos. Es decir, 7 de cada 100. Estos contratos fijos se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 73.7 12 a ti empo completo y 53.144 a tiempo parcial.

El número total de contratos firmados el mes pasado es el más alto de todo 2015 y supone un aumento del 13,6% respecto al mismo mes de 2014. En el primer semestre de este año ya se han celebrado 8.776.311 contratos, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior.

Las contrataciones temporales de junio sumaron 1.599.261, el 92,65% del total. Es la segunda cifra más alta desde 2003, después de la registrada en octubre de 2007 (1,678 millones).

ABC