Al igual que otras firmas del sector y ante el descenso del negocio nacional, el grupo sevillano Martín Casillas también está apostando por el exterior. Con esta premisa, ha puesto sus miras en el mercado latinoamericano, donde ha comenzado a abrirse un hueco. Así, tras desembarcar en Colombia a finales de 2012, con una oficina, cuya puesta en marcha supuso una inversión de 500.000 €, el grupo espera finalizar a principios del próximo 2015 su primera obra en el país, la construcción de un alcantarillado en Bogotá para la pública Acueducto Bogotá, que ejecuta en consorcio con una empresa local, por 4,5 M. Precisamente para ese ejercicio, el grupo espera contar unacartera de obra en Colombia valorada en entre 5 y 10 M. Con este objetivo, el grupo prevé consolidar también en 2015 su negocio en el país con la puesta en marcha de una sociedad anónima simplificada (S.A.S.) que en, un principio, funcionará a la par que la oficina. De esta forma, Martín Casillas planea obtener ingresos conjuntos en Colombia de entre 15 y 20 M en cinco años, casi el 25% de la facturación del grupo.

En paralelo, otro de los destinos preferentes para el grupo sevillano es México, donde está presente desde 2013 de la mano de una compañía local con la que comparte al 50% la empresa Tomaci. Esta sociedad conjunta ya ha finalizado su primera obra, un centro asistencial en México DF por 1,5 M. En este sentido, según han indicados fuentes del grupo, el objetivo de Martín Casillas es consolidar su negocio en ambas plazas para luego expandirse a países cercanos, como Perú o Panamá. El grupo Martín Casillas desarrolla su actividad en las áreas de construcción, tanto obra civil como edificación, mantenimiento y concesiones. El grupo consolidó ingresos de 50 M€ el pasado 2013, de los que casi 30 M correspondieron a su cabecera, la constructora Martín Casillas. Para el presente 2014, el grupo prevé mantener el mismo nivel de facturación.

ALIMARKET