Pilar Macías
EL MUNDO
El grupo andaluz exporta ya su aceite ‘Hacienda Guzmán’ a 18 países, entre ellos Estados Unidos

La Hacienda Guzmán es historia viva del aceite de oliva. Escondida entre más de 126.000 olivares, junto al municipio sevillano de La Rinconada, sus tres molinos y su almazara llevan dando aceite de oliva desde el siglo XVII. Un enclave privilegiado, donde hoy se ubica la actividad de la exclusiva firma para poner en el mercado la primera cosecha de aceite de oliva virgen extra de Europa.

Perteneciente al grupo Acesur, con la familia Guillén al frente, el proyecto Hacienda Guzmán cumple cuatro temporadas con resultados excelentes, según sus productores, que ayer presentaron las primeras botellas de esta cosecha temprana que llegará a los consumidores en sus tres variantes: Reserva Familiar Hojiblanca, el primero en recogerse; Reserva Familiar Manzanilla, que utiliza la variedad de aceituna del mismo nombre, más habitual para consumo de mesa; y el Ecológico Organico Bio, un coupage de hojiblanca, arbequina y manzanilla.

El año pasado fue el primero en el que convivieron las tres marcas por primera vez, ya que éste ha sido un poryecto que la familia Guillén ha cuidado con mimo en las últimas temporadas. Con capacidad para 40.000 kilos de aceite, Hacienda Guzmán espera contar esta campaña con unos 30.000, 10.000 de cada especialidad, de las que saldrán al mercado unas 80.000 botellas.

El 80% de estos aceites de olivas virgen extra ecológicos se dedican a la exportación. «En estos momento tenemos presencia en 18 países con Hacienda Guzmán, entre los que se encuentran EE UU, Brasil o México», aseguró Gonzalo Guillén, director general de Acesur.

«Con la marca La Española fabricamos medio millón de botellas diarias y estamos en más de 100 países», apuntó Juan Ramón Guillén, presidente de la compañía. «Con Hacienda Guzmán hemos querido que la gente conozca un aceite de excelente calidad», prosiguió.

En este sentido, sus responsables comentaron los motivos de poner en marcha esta joven firma. «Había cadenas que buscaban marcas más exclusivas con las que distinguirse de la competencia. Por eso, a demanda de nuestros clientes,  impulsamos este proyecto de aceites premium», aseveró Gonzalo Guillén, al tiempo que comentó que Hacienda Guzmán puede encontrarse en las tiendas gourmet de El Corte Inglés.

Precisamente el canal gourmet es la principal vía de este ‘oro líquido’ que sale de las aceitunas de una finca, convertida además en museo. Con más de 400 hectáreas y 126.000 olivos, de más de 150 variedades de todo el mundo, Hacienda Guzmán cuenta con un laboratorio en el que se estudian las propiedades y características de todos los aceites del mercado. «Hay aceitunas blancas, rosas, rojas, pequeñas que dan más aceite que otras de mayor tamaño y lo importante es saber el aceite que puede proporcionar cada una», resume el patriarca.