Un convenio firmado ayer entre la UPO, Cáritas Universitaria, la Obra Social de La Caixa y la Fundación Persán permitirá la dotación de 18.000 euros para financiar un total de 36 ayudas a estudiantes

El acuerdo no lleva incluido ningún tipo de prórroga que prolongue lo conveniado más allá del presente curso, si bien la intención es que en función de la situación económica los términos acordados sigan vigentes.

De hecho, se trabaja para incorporar a un mayor número de instituciones al objeto de que la bolsa de ayudas crezca. Ya el pasado ejercicio la Diputación participó en un acuerdo similar y la universidad espera que pueda proseguir esa línea de ayuda.

Para el próximo año, la Pablo de Olavide incluirá una partida presupuestaria específica en la que, teniendo en cuenta el actual contexto de dificult ades, se aportarán 40.000 euros, mientras que en los últimos meses de este año se ha trabajado para ver qué otras cantidades se puede destinar desde la Fundación Universidad y Sociedad de la UPO.

El pasado ejercicio la Olavide contaba con un registro de unos 700 estudiantes considerados en situación de riesgo, de una manera u otra, por privación de la beca o situación económica familiar precaria, lo que hacía que pudieran precisar de algún tipo de auxilio.

ABC