Se incorporaría como asesor externo para ayudar en la expansión del negocio

El bufete malagueño Martínez-Echevarría, Pérez y Ferrero está negociando el fichaje de Santiago Herrero (presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía entre 2002 y 2014). Según ha podido saber ABC, esta firma está estudiando su incorporación con una fórmula parecida a lo que en algunos bufetes denominan « of counsel», que son aquellos profesionales que se vinculan a un despacho como colaboradores externos permanentes y cuya labor —en ocasiones— está vinculada tanto al asesoramiento como a las relaciones públicas. «Herrero, con su experiencia y conocimiento del empresariado andaluz, nos está ayudando en la expansión de nuestro negocio y en la mejora del enfoque de nuestros servicios», precisaron fuentes de Martínez Echevarría.

Aunque el acuerdo no está cerrado, el exlíder de la patronal andaluza ya está colaborando con Martínez-Echevarría, asistiendo a determinados encuentros formativos del despacho con sus clientes, tanto en Málaga como en Sevilla. Además, Herrero también ha entrado como presidente en el denominado Consejo Consultivo para la Pequeña y Mediana Empresa, un «think tank» jurídico en el que participa la firma costasoleña. Este consejo aglutina a catorce catedráticos que, en colaboración con las confederaciones de empresarios, quieren mejorar el asesoramiento jurídico a pymes. «Este think tank trata cuestiones generales y cuando algún empresario tiene dudas sobre asuntos concretos las resuelve Martínez-Echevarría», indican en la firma.

Martínez Echevarría es el despacho de capital andaluz con mayor volumen de ingresos (11,2 millones de euros), seguido por Montero Aramburu. Tradicionalmente, este grupo con sede en Marbella había combinado su fuerte posición en la Costa del Sol junto al crecimiento en Madrid y en diversas capitales europeas (como Londres, Moscú o Belgrado). Sin embargo, desde 2010 el bufete dirigido por Vicente Morató comenzó a pisar el acelerador en el resto de las provincias de Andalucía (también posee oficinas en Córdoba, Granada y Almería). Su asignatura pendiente es Sevilla, donde desde hace un año quiere abrir un despacho. Para ello, incorporó como socio director del área de Mercantil para Andalucía al abogado Francisco Gallardo (procedente de Cuatrecasas Olivencia-Ballester). El grupo está buscando engrosar su cartera de clientes en la capital hispalense para dar este paso, un aspecto en el que quieren que Herrero colabore.

El expresidente de la patronal aún tiene un frente judicial abierto, ya que está imputado en la investigación del juzgado de instrucción número 3 de Sevilla por las irregularidades en las viviendas de protección oficial que promovió la CEA.

ABC