CINCO DÍAS El lunes era fiesta en media Europa y en EEUU, por lo que la reacción de los grandes bancos de inversión a las elecciones municipales y autonómicas del domingo en España no se conoció hasta ayer. El escenario político fragmentado que arrojan los comicios y su posible extrapolación a las elecciones generales de finales de año centran las preocupaciones, no excesivas, de los grandes inversores internacionales. Barclays La firma británica explica que lo más significativo de las elecciones será comprobar qué política de pactos siguen los cuatro mayores partidos (PP,PSOE, Podemos y Ciudadanos). Así, indican que el PSOE podría pactar con Podemos y Ciudadanos, que el PP solo podría recurrir a la formación encabezada por Albert Rivera y considera “posible, pero poco probable” una gran coalición entre populares y socialistas. Los expertos de Barclays consideran que “las coaliciones podrían acarrear en algunos casos un alto coste político para los nuevos partidos de cara a las generales”. RBS Los expertos de Royal Bank os Scotland (RBS) destacan en su informe diario que si la fragmentación política que reflejan las elecciones del domingo se extiende a las generales “esto podría provocar dificultades para formar unGobierno y para aprobar reformas controvertidas como las medidas necesarias para reducir el déficit”. Desde la firma también recuerdan que en septiembre se celebrarán, presumiblemente, elecciones autonómicas en Cataluña con el debate soberanista encima de la mesa. En su opinión, CiU y ERC “podrían tenerlo difícil para alcanzar una mayoría”. BNP Paribas Desde BNPParibas destacan en un informe publicado ayer que “como demuestra la experiencia de Andalucía, alcanzar pactos a nivel regiones puede no ser sencillo”. También estiman que el triunfo de Ada Colau enBarcelona“sugiere que los partidos independentistas están perdiendo terreno”. Desde la firma francesa concluyen que “los mercados estarán preocupados por la posibilidad de que un futuroGobierno abandone la agenda reformista del Ejecutivo de Rajoy”. Bank of America Los expertos de Bank of America Merrill Lynch creen que los resultados muestran un escenario más fragmentado de lo que se esperaba y que las tensiones enGrecia pueden darle a estos comicios más importancia de la que tal vez deberían tener, según recoge Bloomberg. La firma cree que las compras de deuda del BCE deberían proteger al mercado, pero indica que “algunos de los avances en política económica se podrían revertir”. JP Morgan “Creemos que España ha perdido su estabilidad política en el futuro predecible”, indican desde JP Morgan.Los expertos del banco señalan que tal vez el PP confiara a partir de ahora menos en el mensaje de la recuperación económica al que ha recurrido en la campaña y se centrará en combatir la corrupción, mientras que elPSOE podría adoptar una posición más agresiva contra la austeridad. Moody’s La agencia de calificación de riesgos Moody’s publicó ayer un informe sobre la economía española en el que habla, aunque solo de pasada, del nuevo escenario político del país. En concreto, afirma que este entorno “introduce algunos elementos de incertidumbre sobre la dirección política en los próximos años”. Aunque no prevén un cambio radical de la política económica tras las elecciones generales, sí creen que “hay un riesgo de desaceleración en el ritmo de las reformas de la actual administración”. Unicredit Los expertos del banco italiano creen que “el voto en las elecciones crea incertidumbre, pero es improbable que afecte a la recuperación económica, que sigue en marcha”. Tampoco esperan que hay cambios en la política gubernamental. ING Los expertos del banco holandés ING también valoraron ayer el resultado de las elecciones municipales y autonómicas. Su visión es bien distinta a la de Unicredit. “La incertidumbre en las próximas semanas es particularmente preocupante en un país muy dependiente de la inversión extranjera”, advierten. Morgan Stanley Para los expertos de MorganStanley lo más importante de las elecciones del domingo es que “ningún partido contará con mayoría en las generales, lo que haría más difícil aprobar las reformas futuras”. En su opinión, esto podría dañar incluso a la fortaleza de la Unión Monetaria “si esta tendencia de fragmentación política continúa a través de Europa, lo que impactaría al euro en el largo plazo”. Berenberg Desde Berenberg señalan que “una repetición del escenario de Grecia enEspaña después de las elecciones generales de finales de año parece aún menos probable ahora”. Su conclusión de los comicios es que la llegada de Podemos al Gobierno central es “extremadamente improbable”.También consideran que la recuperación económica ayudará a mitigar la caída del apoyo al PP.

CINCO DÍAS
]]>